En el campo de la Coloproctología, la fístula perianal, es uno de los problemas anorectales más frecuentes, constituye el 30% de todas las intervenciones coloproctológicas. Aunque muchas de las fístulas son simples y pueden ser resueltas mediante fistulotomías o fistulectomías, en un importante número de casos son complejas, constituyendo un verdadero reto para el cirujano, requiriendo el empleo de diferentes alternativas terapéuticas, tales como colgajos, Lift, esfinterorafia, sellantes, plug anales, procedimientos endoscópico, terapia celular, entre otras.

Sigue habiendo controversias en el manejo de las fístulas de ano complejas de origen criptoglandular incluso tras el empleo de técnicas novedosas teóricamente más simples. La variabilidad del comportamiento de la fístula y las controversias en el manejo hace que la experiencia del cirujano en el tratamiento de la fístula sigua siendo esencial. En la patología fistulosa, el coloproctólogo además de asumir un papel en el tratamiento también lo hace en el diagnóstico  y manejo de la misma.

El éxito del curso realizado el pasado año, nos obliga a plantearlo de nuevo, aún con más ilusión. En esta ocasión damos una orientación eminentemente práctica sin oportunidad a la retórica, abordando por los expertos los aspectos más importantes del día a día. El alumno tendrá posibilidad además de hacer prácticas con casos clínicos de ecografías o plantear de forma colectiva alternativas terapéuticas a los casos clínicos que se planteen, pudiendo participar con un sistema interactivo. Por último la instalación en nuestros quirófanos de retrasmisión en directo HD intercomunicada a la sala de conferencias, permitirá que los alumnos vean de forma envidiable las distintas cirugías.